RECOMENDACIONES Y PAUTAS DE LA POLICÍA NACIONAL PARA UN COMERCIO SEGURO

El comercio es un sector de gran transcendencia en la economía de nuestro país. Su protección ha sido siempre uno de los objetivos estratégicos de la Policía Nacional, lo que implica salvaguardar el sistema financiero y garantizar la seguridad en el comercio frente a las nuevas amenazas.

La Participación Ciudadana constituye una pieza clave en la labor de prevención policial, siendo necesario hacer copartícipes de esa prevención a todos los ciudadanos y, en este sector en particular, a los comerciantes a través de programas y planes específicos que ayudan a formales en seguridad.

El Plan de Comercio Seguro de la Policía Nacional, que se inició en julio de 2013 y que actualmente posee carácter permanente, tiene como objetivo mejorar la seguridad del sector comercial español desde la corresponsabilidad de todas las instituciones públicas y privadas implicadas,

Una de las líneas prioritarias de actuación de este Plan incluye medidas dirigidas a proporcionar un entorno y unas condiciones seguras para el desarrollo de la actividad comercial, ofreciendo información y asistencia al sector sobre las precauciones y prevenciones que se deben adoptar para mejorar la seguridad y cómo actuar frente a determinadas situaciones y hechos delictivos.

Asimismo, la Secretaria de Estado de Comercio, a través de la Dirección General de Política Comercial y Competitividad, cuenta entre sus funciones con el diseño y gestión de actuaciones de diferente índole cuyo objeto sea el desarrollo de una actividad comercial y de calidad.

En este contexto y fruto de la colaboración de todos los actores implicados en la prevención y fortalecimiento de la seguridad del sector comercial, nace la presente guía como herramienta que facilite el desarrollo de la actividad comercial de forma confiable, segura y que satisfaga las expectativas de los consumidores.

1. MEDIDAS DE SEGURIDAD

Es recomendable no esperar a ser víctima de cualquier tipología delictiva para adoptar medidas de seguridad. En todo caso, hay que adecuar la prevención al tipo de comercio o establecimiento y debe optarse por una selección ponderada de los medios o medidas de seguridad.

1.1. MEDIDAS DE SEGURIDAD DEL ESTABLECIMIENTO

  • En función de los diferentes tipos de establecimiento comercial, existen diversos sistemas de seguridad que pueden aplicarse en el interior, en el perímetro y en los accesos.
  • Es recomendable llevar a cabo un estudio por un técnico acreditado en su seguridad para identificar las medidas aconsejables y para delimitar el área de seguridad objeto de protección, identificando los puntos débiles y suprimiendo, en la medida de lo posible, accesos secundarios.
  • Las medidas de prevención contribuyen a mejorar de forma notable la seguridad del establecimiento y a facilitar las tareas posteriores de investigación de los delitos.
  • En el establecimiento, es importante delimitar claramente las zonas de venta, a las que el público tiene libre acceso, y las zonas privadas, donde está restringido el paso de personas ajenas al establecimiento. Es aconsejable instalar un sistema de control de acceso a la zona donde se almacena la mercancía de valor.
  • El uso evidente y habitual de medidas de seguridad desmotiva al posible delincuente y hace que éste se lo plantee antes de cometer el delito.
  • La instalación del sistema de seguridad no es, en sí misma, suficiente. Además, es preciso, que tanto el propietario del establecimiento como los técnicos de la empresa de seguridad lleven a cabo comprobaciones periódicas, así como el mantenimiento y revisión adecuados de sus componentes, para garantizar su buen funcionamiento.
  • Es conveniente que el comerciante revise periódicamente los detectores volumétricos del sistema de alarma. Los delincuentes, en horario comercial y con el establecimiento abierto al público, colocan de forma discreta, un lámina de plástica transparente difícil de apreciar a simple vista o bien roían con spray los detectores. Esto hace que los mismos no funcionen correctamente y que los delincuentes puedan aprovechar el horario de cierre del establecimiento para acceder sin ser detectados por el sistema de alarma.
  • En estos casos no hay que tocar nada no comentarlo con nadie y hay que avisar a la Policía Nacional.
  • Toda medida que dificulte la actuación del delincuente significa un aumento de la posibilidad de evitar la comisión del delito.

ES RECOMENDABLE VALORAR LOS SIGUIENTES CONSEJOS:

  • Un técnico acreditado en seguridad puede diseñar un proyecto de instalación o mejorar el asistente, adaptándose a las necesidades y características de su establecimiento.
  • Señalizar adecuadamente mediante rótulos, la existencia de medidas de seguridad tanto en los accesos como en el interior del establecimiento. En el caso de que su establecimiento cuente con sistema de grabación de imágenes, cumplir con el deber de información previsto en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales.
  • Instalar un sistema de alarma sonara adecuado al establecimiento, conectado a una central receptora de alarmas y con una línea telefónica protegida, no visible y separada del resto de líneas.
  • Si usted recibe una llamada de su empresa de alarma solicitando información, cerciorarse de que quien llama es realmente su empresa de seguridad, siendo importante adoptar precauciones en la privacidad de sus claves de alarma.
  • Si por su actividad comercial su establecimiento es susceptible de sufrir “alunizaje”, instalar medidas específicas (bolardos, maceteros grandes, muros medianeros reforzados, cierres interiores,…). Además, se puede valorar la instalación de verjas metálicas, pues es frecuente la rotura de escaparates.
  • Instalar puertas de seguridad certificadas (normas UNE-EN 356 – acristaladas y UNE 1627 y 85160 – opacas) en los accesos peatonales.
  • Instalar un sistema de grabación de imágenes proporcional a las dimensiones del establecimiento, mediante cámaras visibles (disuasorias) o camufladas, cuyas imágenes deberían conservarse durante un plazo máximo de 30 días.
  • Mejorar la calidad (resolución), mantenimiento, ubicación y enfoque de sus cámaras de CCTV, tanto en las vías de acceso como en la zona de caja, y evitar la obstrucción del campo de visión con cualquier tipo de elemento (carteles, rótulos, decoración,…).
  • Realizar la grabación de imágenes en un disco duro no localizable, ni desde el exterior no vía Internet. Este disco duro debería estar fuera de alcance de los posibles delincuentes, para evitar que se puedan llevar la grabación de las imágenes.
  • Los sistemas emisores de humos impiden con su activación la visibilidad dentro del establecimiento. Constituyen un importante elemento disuasorio si se coloca un cartel en el exterior que informe de la instalación de dicho sistema.
  • Es importante que los empleados conozcan el ámbito de seguridad que les corresponde, en función de su grado de responsabilidad, y que sean conscientes de la necesidad de las medidas de seguridad adoptadas.
  • En cuanto al cumplimiento de las leyes que relativas a los servicios de videovigilancia, recordad que con fines de seguridad privada no se podrán tomar imágenes de las vías, espacios o lugares de acceso público (salvo en los supuestos y en los términos y condiciones provistas en su normativa específica), debiendo prestarse dicho servicio por vigilantes de seguridad.
  • En aquellos sistemas de alarma que disponen de “pulsador de atraco”, deberían utilizarse responsable y adecuadamente, dado que activación produce una actuación policial de máxima urgencia, por lo que solo debe emplearse en caso de robos con violencia o intimidación.
  • En aquellos establecimientos que no estén obligados por norma a contar con el pulsador de atraco, previo acuerdo con su central receptora de alarmas, puede configurarse un pulsador para uso asistencial.
  • En los establecimientos donde se instalen máquinas expendedoras de tabaco, recreativas o de cualquier otro tipo, incluyendo cajas registradoras, es conveniente, confeccionar un listado de las mismas en el que conste: marca, modelo y número de serie, al objeto de aportarlos en las denuncias en caso de sustracción.
  • Valorar la posibilidad de contratar un servicio de vigilantes de seguridad si fuera necesario.
  • Si es posible, es aconsejable instalar un timbre y un sistema de control de apertura de la puerta del establecimiento, ya sea un llamador o un sistema de apertura remota.
  • En la medida de lo posible, reforzar los espacios comunes (vestíbulo, escaleras,…) o elementos de separación (techos, suelos y tabiques), si su local está situado en contigüidad con otros edificios.
  • Puede ser conveniente instalar rejas y/o persianas antipalanca y anticorte en puertas, ventanas y otros accesos al establecimiento (respiraderos, tragaluces,…).
  • Valore la posibilidad de instalar cerraduras, escudos, protectores y  bombines de seguridad certificados (Norma UNE 1303: 2006) en puertas, ventanas y otros accesos al establecimiento y reforzar los marcos y bisagras.
  • En caso de pérdida de llaves, cambiar la cerradura inmediatamente. Haga lo mismo con los mandos a distancia que abren la persiana, desactivan la alarma,…
  • Asegurar una iluminación adecuada en los accesos, en el exterior y en las zonas que deben protegerse más.
  • Es importante establecer un código de palabras clave que permita a los trabajadores del establecimiento comunicarse en caso de robo o cualquier otro incidente.
  • Las persianas deben ser metálicas y resistentes, prefiriendo aquellas no macizas que faciliten la visión desde el interior.
  • Las barras metálicas de las puertas dificultan su apalancamiento.
  • Las puertas de vidrio y metal deben estar fijadas en la base y protegidas con materiales “antivándalos”.
  • Las cerraduras han de ser de seguridad y antiatracos.
  • Dote a su local de un sistema de alarma y compruebe su funcionamiento habitualmente.
  • Tenga bien visible el cartel de la empresa contratada del sistema de alarma.
  • Instruya a su personal acerca de la prevención de falsas alarmas.
  • Dote a su establecimiento de una buena iluminación para mejorar la seguridad del mismo.
  • Intensifique la luz en las zonas más oscuras.
  • Mantenga en buenas condiciones la instalación eléctrica, evitando sobrecarga de la misma.
  • Evite dejar objetos inflamables cerca de los puntos de luz. Pueden ser un punto de calor.

1.2. MEDIDAS DE SEGURIDAD EN LA DISTRIBUCIÓN DE PRODUCTOS

Preservar las mercancías en su fase de distribución es esencial para evitar importantes pérdidas económicas a proveedores y comerciantes.

Se han detectado tres modalidades delictivas la sustracción de la mercancía en paradas de larga de los transportes, la sustracción de vehículos y carga durante el trayecto y la sustracción de la mercancía en las operaciones de carga y descarga.

Con respecto a la sustracción de la mercancía en paradas largas, es conveniente resaltar que los lugares preferidos por los delincuentes, para realizar, dichos actos, suelen ser las áreas de servicios, aprovechando que los conductores están en el restaurante o durmiendo en el propio vehículo.

PARA PALIAR ESTE TIPO DE HECHO DELICTIVOS SE RECOMIENDA:

  • Estacionaren recintos vigilados o áreas de servicio que permanezcan abiertos las 24 horas y donde el conductos sea conocido por su personal. Es recomendable potenciar las medidas de seguridad en estas áreas y la instalación de cámaras CCTV.
  • Si se coincide con otros transportistas, aparcar parte trasera contra parte trasera, de manera que se impida la apertura de las puertas de carga (excepto los camiones con lona, dado su fácil acceso).
  • Considerar la posibilidad de contratar vigilantes de seguridad durante las operaciones de carga y descarga.
  • Estar atentos a vehículos desconocidos estacionados en las inmediaciones de la zona de carga y descarga, con especial atención a personas con cámaras fotográficas o de vídeo en las cercanías.
  • No permitir el acceso a las instalaciones de carga y descarga a personal no autorizado.
  • No compartir información con nadie ajeno a su empresa sobre la carga o las operaciones realizadas con la misma.
  • Valorar la instalación de “chips RF” que identifiquen cada objeto o mercancía individualmente durante la carga del palé en el camión, permitiendo inventariar toda la mercancía transportada y conocer su contenido en caso de denuncia.
  • Instalar cámaras CCTV, en caja y cabina del conductor, que permitan la detención del intento de robo y la grabación de los autores del hecho.
  • Instalar un dispositivo inmovilizador del motor o bomba de combustible del vehículo.
  • Colocar cierres especiales de alta seguridad en los vehículos, que ofrezcan gran resistencia a la fractura o manipulación indebida.
  • Instalar en los vehículos equipos apropiados de alarma, dotados de videovigilancia y tecnología de localización vía GPS. Este sistema mejora el proceso de recuperación del vehículo y sirve de elemento disuasorio a los delincuentes.
  • Dotar de sistema de grabación de imágenes al recinto de recepción de las mercancías.

1.3. MEDIDAS DE SEGURIDAD DE LOS PRODUCTOS COMERCIALIZADOS 

En relación con los productos o mercancías del establecimiento se debería tener en cuenta que es recomendable:

  • Instalar sistemas de producción mecánicos o electrónicos en los artículos que están a la venta.
  • Exhibir los objetos pequeños, pero de valor económico elevado, dentro de escaparates o citrinas cerradas con llave y esta debe estar en todo momento en posesión del personal del establecimiento. En caso de tener objetos expuestos en funcionamiento, por ejemplo ordenadores portátiles o teléfonos móviles, atarlos con un cable de acero o similar a la mesa o expositor.
  • Evitar concentrar objetos de gran valor en una misma zona y mantenerlos fuera del alcance del público. Tampoco los sitúe cerca de los accesos al establecimiento.
  • A la hora de distribuir los artículos en su establecimiento, es importante encontrar un equilibrio entre las estrategias de mercadotecnia y de seguridad.
  • Elaborar periódicamente un inventario de la mercancía existente para detectar posibles hurtos.
  • Para evitar la venta de falsificaciones, desconfíe de proveedores que ofrecen productos con precio muy por debajo del habitual del mercado.

1.4. MEDIDAS DE SEGURIDAD INTERNAS

Las medidas de seguridad a tener en cuenta son:

  • Implantar normas y procedimientos que permitan minimizar los riesgos de pérdida desconocida.
  • Establecer una adecuado nivel de comunicación y formación de los empleados, informado a estos sobre las normas de seguridad y los procedimientos de control de sus actividades en caja, en los almacenes, con los proveedores, …
  • Identificar claramente si las pérdidas detectadas se deben a errores de gestión antes de sospechar de hurto interno o externo.

1.5. MEDIDAS DE SEGURIDAD EN EL DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD COMERCIAL

Las medidas a tener en cuenta son:

  • Observar si hay personas que permanecen en actitud vigilante, sospechosa o que tomen nota de sus movimientos, así como que entren en su comercio curioseando, haciendo preguntas y con tan pocas intenciones de comprar,
  • Desconfiar de las personas que entren en el establecimiento con un caso de moto puesto, ya que se tarta de una práctica habitual para cometer robos en establecimientos comerciales de áreas metropolitanas.
  • Mantenerse alerta cuando entren en el establecimiento grupos numerosos, ya que pueden actuar de forma coordinada para cometer delitos. Igualmente , prestar especial atención cuando el establecimiento se encuentre lleno de clientes, ya que los delincuentes aprovechan esta situación para cometer hurtos.
  • No acumular dinero en las cajas registradoras. Fijar una cantidad e ir retirando el exceso, reservado lo necesario para garantizar el cambio. Depositar el dinero en un lugar seguro (caja fuerte o similar), igual que los objetos de valor.
  • Deje la caja registradora a la vista y abierta, para evitar destrozos inútiles.
  • Modifique con cierta habitualidad la combinación de la caja fuerte.
  • Cerrar la puerta de acceso al establecimiento antes de hacer caja, realizando esta acción en diferentes horas de manera aleatoria (antes del cierre del establecimiento), acompañado por alguien, si es posible, y donde el público no pueda verlo.
  • Mantener especial atención a los productos que tengan un mayor valor y sean de fácil reventa, sobre todo en las temporadas en las que se dispara el consumo.
  • Asegurarse de que no ha quedado nadie ajeno al establecimiento en su interior (lavabos, almacén, oficina,…) durante sus horas de cierre.
  • Si no tiene conocimiento o ha sido víctima de la comisión de un delito, avisar a la Policía Nacional.
  • Advertir a los comerciantes de los alrededores, asociaciones y gremios profesionales sobre modus operandi, características de autores,… para que estén precavidos. De esta manera se podrán evitar hechos ilícitos similares en otros comercios.

1.6. MEDIDAS DE SEGURIDAD EN LA GESTIÓN DE FONDOS Y SISTEMAS DE PAGO

1.6.1.  TARJETAS DE CRÉDITO, DÉBITO Y OTROS MEDIOS DE PAGO: 

  • Controle rigurosamente los pagos realizados con tarjeta y otros medios de pago.
  • Recuerde que las tarjetas son de uso personal e intransferible.
  • Sospeche de las personas que intenten camuflar su imagen, ya que no podrían tratar de evitar su identificación.
  • Se debe desconfiar de las compras compulsivas o muy abundantes donde solo prima el valor de los objetos y no sus características, así como de las compras importantes en días sucesivos.

 – ¿Qué hacer cuando el pago se realiza con tarjeta son código de seguridad (PIN)?

  • Asegúrese de que la tarjeta no haya caducado  esté firmada por su titular. Desconfíe si detecta manipulaciones en la zona de la firma.
  • El titular está obligado a identificarse.
  • Debe comparar siempre la fotografía, la firma y la identidad del titular con el DNI, carné de conducir o pasaporte de la persona que facilita la documentación.
  • En caso de una tarjeta ya comprobada no permita realizar la operación de compra, el comprador puede facilitar otra. Entonces habrá que volver a comprobar los datos.

 – ¿Qué hacer cuando duda de la legalidad de la tarjeta?

  • No efectuar la operación y si es posible, avise directamente a la Policía Nacional o a su servicio de seguridad.
  • Debe evitar en todo momento la confrontación con la persona.

1.6.2. BILLETES DE EURO:

  • Los billetes de euro incorporan muchos elementos de seguridad de una gran complejidad técnica, que siguen normas internacionales muy estrictas en cuestión de seguridad.
  • Compruebe siempre las diferentes medidas de seguridad y particularidades que presentan (impresión calcográfica, marca de agua, hilo de seguridad,…).
  • En caso de duda, es conveniente TOCAR, MIRAR, INCLINAR o GIRAR el billete para verificar su autenticidad (según recomendación del Banco Central Europeo).
  • Es recomendable disponer de detectores de billetes falsos y/o de otros medios o dispositivos similares.

 – ¿Qué hacer si sospecha que el billete es falso?

  • Si cree que un billete es falso no lo acepte, reténgalo y avise a la Policía o a su servicio de seguridad. Eluda, en cualquier caso, el enfrentamiento con la persona, evitando riesgos, discusiones e informándole de que el billete podría ser falso y pudiera haber sido víctima de una estafa.
  • En caso de que la persona quisiera irse del establecimiento sin esperar la llegada de la Policía, no se oponga. Fíjese en los rasgos característicos, ropa y detalles de la persona (descripción física, tatuajes, cicatrices,…) y de los acompañantes y/o vehículos para facilitarlos posteriormente a la policía.

 – ¿Qué hacer con un billete falso?

  • Si a pesar de todas las precauciones adoptadas, se percata de que ha recibido un billete falso, hay que ponerlo en conocimiento de la Policía, presentando una denuncia y entregándolo en comisaría.
  • En ningún caso debe desprenderse del billete intentado pagar con él, ya que estaría incurriendo en una infracción penal.

1.6.3. INGRESO EN EFECTIVO EN EL BANCO O CAJA:

  • Escoja una oficina bancaria próxima al establecimiento.
  • Evite llevar mucho dinero en una única entrega a las entidades bancarias, es preferible efectuar varios ingresos para evitar llevar la totalidad de la recaudación. Es conveniente no realizarlos siempre en el mismo día y a la misma hora, evitando así rutinas e impidiendo que los delincuentes dispongan de pautas que le faciliten cometer el delito.
  • Procure llevar el dinero repartido en varios lugares de sus ropas o pertenencias. Para evitar tirones, no lleve el dinero en bolsas de mano o bandoleras colgadas del hombro, sino en bolsillos interiores de la ropa.
  • Durante el trayecto, manténgase atento a la presencia de personas con actitud sospechosa que le observen.
  • Considere la posibilidad de contratar el servicio de alguna empresa de seguridad para realizar la recogida de la recaudación comercial.

1.7. MEDIDAS DE SEGURIDAD EN EL COMERCIO ELECTRÓNICO

El comercio electrónico es un canal de venta a través de Internet que ha experimentado un crecimiento importante en los últimos años.

Desde el punto de vista del comerciante que realiza la vena online, se deben tener en cuenta una serie de medidas para que este canal proporcione garantías suficientes, informando en su web que las transacciones electrónicas cumplen con la normativa a la que hace referencia la Directiva Europea 2015/2366 del Parlamento Europea y del Consejo, sobre servicios de pago en el mercado interior (Payment Services Directive 2) y el Real Decreto Ley 19/2018, de 23 de noviembre, de servicios y pagos y otras medidas urgentes en materia financiera:

Con estas medidas se pretende proteger tanto el negocio como los datos de los clientes:

  • Se deben facilitar/recoger los datos necesarios para llevar a cabo la transacción.
  • Si hay datos personales, asegurarse que estos se transfieran con seguridad, cumpliendo con la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales.
  • Si el sitio web o los servicios implican una cantidad elevada de capital, adoptar medidas que garanticen el cobro. Si el importe lo justifica, puede pensar en incluir una firma electrónica en los contratos.
  • Si los clientes habituales se identifican con el nombre de usuario y contraseña. estas deben ser de suficiente calidad.
  • El servidor debe estar protegido con adecuadas medidas de seguridad contra el acceso no autorizado desde Internet. Es altamente recomendable la contratación de este servicio de protección, en hosting o housing (solución de alojamiento profesional y de gran capacidad de almacenamiento, potencia y altamente escalable), a empresas profesionales del sector.
  • En estas prestaciones es aconsejable incluir el servicio de hacking ético periódico (acceso remoto), el cual debe ser realizado por el propio proveedor del servicio o por empresas especializadas.
  • El proveedor del comercio electrónico debe cumplir con la normativa legal asociada, como la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI).
  • La Policía Nacional ha elaborado, con AEPD, AECOSAN e INCIBE, una Guía de Compra Segura en Internet sobre buenas prácticas dentro del comercio electrónico, que resulta de utilidad no solo a los ciudadanos como consumidores y usuarios de los servicios de comercio online, sino también a las empresas que desarrollan su actividad en este ámbito (https://www.policia.es/org_central/seguridad_ciudadana/comercio_seguro/fichas_compra_segura_interet.pdf).

1.8. MEDIDAS DE SEGURIDAD FRENTE A FALSIFICACIONES Y COMPETENCIA DESLEAL

El fenómeno de las falsificaciones es un problema en nuestra sociedad actual que pone en peligro la salud del comercio debido a la competencia desleal. El comerciante se enfrenta a un delito contra la propiedad industrial si pone a la venta productos falsificados.

Por todo ello se realizan las siguientes recomendaciones:

  • Exigir a su proveedor/distribuidos transparencia en la transacción comercial, solicitando siempre factura donde consten todos los datos fiscales.
  • Desconfiar de precio por debajo del nivel habitual de mercado, que es un claro indicador de mercancía falsificada.
  • Examinar la mercancía en el momento de la entrega para evitar problemas en la reclamación por incumplimiento de contrato.
  • Si percibe la presencia de “manteros” alrededor de su comercio, avisar a la policía, actúe de manera pacífica y evite el conflicto directo.

– ¿Qué hacer ante un producto falsificado?

  • Si, a pesar de seguir las recomendaciones anteriormente indicadas, se encuentra con algún producto falsificado dentro de su inventario, siga los siguientes pasos que servirán para identificar tanto al falsificador como a otros comerciantes afectados:
  • Tratar de identificar el origen del producto y todos los detalles relacionados con su adquisición.
  • No desechar el producto ni destruirlo. Denuncie el hecho a la policía.
  • No tratar de venderlo en ningún caso. No solo porque incurriría en un delito contra la propiedad industrial, sino también porque se le podría considerar responsable de daños, como los ocasionados a la salud en el el caso de tratarse de productos que requieran algún tipo de comprobación certificada (ej.: productos cosméticos).

2. ACTUACIÓN ANTE UNA PERSONA SOSPECHOSA

  • Observe los movimientos de clientes y curiosos , desconfiando de personas que aparentemente controlan los movimientos de los trabajadores del establecimiento.
  • No deje sus objetos personales (bolso, móvil,…) al alcance del público.
  • Advierta con rótulos en la entrada del establecimiento, que el personal de seguridad privada puede exigir al cliente que muestre su bolsa de mano o que la deje en la consigna.
  • Cuando observe la presencia de alguna persona sospechosa en las inmediaciones de su establecimiento, llame al personal de seguridad privada, en caso de contar con dicho servicio. Si no se dispone del citado servicio, póngalo en conocimiento de la policía.
  • Ante personas con actitud sospechosa, es recomendable tomar medidas de autoprotección de forma rápida y discreta, tales como cerrar cerrar la puerta principal ante un intento de acceso al establecimiento, simular que se está efectuando una llamada informando del hecho,…
  • La prioridad siempre es evitar la confrontación. No enfrentarse nunca al delincuente, especialmente cuando éste se encuentre armado .
  • Es importante recopilar y recordad el máximo de rasgos característicos, apariencia física, ropa y detalles de la persona o personas que han accedido al establecimiento para poderlos facilitar a la policía. Anotar los datos puede ser muy útil.
  • Siempre hay que informar a la policía del incidente aunque el delito no se haya consumado. De esta manera se pueden evitar otros delitos.

3. FORMAS DELICTIVAS MÁS COMUNES

3.1. EL HURTO

El hurto consiste en apropiarse de una cosa mueble ajena sin el permiso de su propietario y con ánimo del lucro, sin utilizar fuerza sobre las cosas ni violencia o intimidación sobre las personas.

Los modos operandi más usuales son

  • Chicle: este tipo de hurtos se se da sobre todo en joyerías. El delincuente pega un chicle bajo el mostrador y cuando le muestran las piezas, hurta una y la pega con el chicle. Si el trabajador se percata, el delincuente niega haberlo hecho y no se puede proceder en su contra. Si el trabajador no se percata, posteriormente un cómplice recoge la pieza pegada al chicle.
  • Capote: uno de los delincuentes hace salir de detrás del mostrador al trabajador, y con una bolsa de grandes dimensiones o similar le obstruye la visión del mismo, momento que el otro delincuente aprovecha para acceder a la parte posterior del mostrados y sustraer dinero u objetos.
  • Pañuelo: el delincuente simula estar resfriado y con una tos muy fuerte. Con la ayuda de un pañuelo hurta los objetos.
  • Bolsa con el interior recubierto de papel de aluminio: estas bolsas de fabricación casera evitan el funcionamiento de los chips de seguridad instalados en los artículos al pasar por el arco detector de la puerta del establecimiento.
  • Distracción del trabajador: los delincuentes actúan en grupo y mientras unos distraen y engañan al vendedor, otros consuman el hurto.
  • Uso de ganzúas e imanes: se usan para retirar las alarmas de las prendas.
  • Hurto mágico: consiste en realizar una compra de un producto de bajo coste en un establecimiento comercial utilizando billetes de alto valor. Una vez que el vendedor hace entrega del cambio es cuando el autor comienza a generar confusión, mostrando disconformidad con el cambio. Finalmente, el cliente solicita la devolución del billete inicialmente entregado, pero sin devolver la totalidad del cambio dado por la víctima.
  • Hurto con menores: se accede al interior de un establecimiento utilizando a menores de edad. Mientras los autores mayores de edad distraen a la víctima, los menores aprovechan su menor visibilidad para acceder a zonas privadas (zona de almacén, vestuario o zona de mostrador).
  • Bolsilleros: por lo general son grupos de mujeres habilidosas, que introducen su mano en los bolsos con el fin de apoderarse de la cartera  objetos de valor de los clientes.
  • Hurto de efectos por mujeres vistiendo faldas largas: consiste en ocultar la ropa, objetos sustraídos en el interior del establecimiento.

3.2. EL ROBO

El robo consiste en apropiarse de una cosa mueble ajena con ánimo de lucro y utilizando fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar en el que se encuentran, o violencia o intimidación sobre las personas.

Los modus operandi más usuales son:

  • Escalamiento.
  • Rompimiento de paredes, techo, suelo o fractura de puerta o ventana.
  • Empleo de llaves falsas.
  • Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda para acceder al lugar donde se encuentre el objeto.
  • Visita de falsos técnicos que alegan revisión rutinaria o avería de instalaciones. Los delincuentes estudiarán el establecimiento, alrededores y los sistemas de seguridad, para acceder en días posteriores inutilizando los elementos de seguridad de los accesos o por el método del butrón. A veces esperan al menos 15 días (el tiempo máximo de custodia son 30 días) para cometer el robo o bien destruyen los discos de grabación para evitar su identificación.

En caso de violencia o intimidación sobre las personas:

  • El robo con violencia se da cuando se ejerce fuerza física sobre las personas con el fin de conseguir apoderarse de un objeto que ellas posean.
  • En el robo con intimidación, el hecho se produce con amenaza de causar dolor a la persona que posee el objeto. La amenaza puede ser verbal o mediante el uso de armas u otros objetos peligrosos.

3.3. ESTAFAS

La estafa es un delito consistente en provocar un perjuicio económico o patrimonial a alguien mediante engaño y con ánimo de lucro.

Hay que mantener una actitud vigilante respecto a las estafas, rehuyendo en general las ofertas de negocios fáciles.

Los tipos de estafas más usuales son:

  • En el pago: el estafador compra un objeto pagando con un billete de gran valor y engaña al comerciante para quedarse con el billete y el cambio.
  • Hay que vigilar las monedas: las hay de países asiáticos que se parecen a los euros pero que no son de curso legal ni tienen el mismo valor.
  • Cambio de código de barras: consiste en cambiar el código de barras de artículos de precio elevado por el código de barras de artículos más baratos.
  • Cajero bloqueado o manipulado: el estafador manipula o instala una boca de cajero falsa encima de la boca original del cajero, además de instalar en muchos de los casos sistemas de vídeo para obtener el número pin.
  • Phising: estafa a través de Internet con simulación de páginas de bancas, cajas y otras entidades financieras.
  • Phising telefónico: el estafado se hace pasar por un empleado de un soporte técnico, registro de patentes, banca, telefonía,… solicitando una serie de datos personales y claves con el fin de verificarlas. Después de esto, el estafador tiene conocimiento de todo lo necesario para suplantar la identidad del propietario y utilizarla a su antojo.
  • Comercio electrónico ilícito: modalidad de estafa consistente en la venta fraudulenta de productos o servicios a través de Internet, ya sea  a través de páginas web o redes sociales (modalidad en auge). Afecta generalmente a usuarios de Internet individualmente considerados.
  • A través de la inserción de anuncios fraudulentos: empleando plataformas de subastas o venta de segunda mano de reconocido prestigio, simulando la venta de productos o servicios que nunca llegan a entregarse tras efectuarse el pago por parte de la víctima. Dichos anuncios se insertan en nombre de particulares o de empresas dedicadas a la venta.
  • A través de la creación de páginas web falsas: simulando ser un comercio online cuando en realidad es un fraude, ya que nunca llega a entregarse el prodcuto o servicio adquirido, dado que detrás de dicho página web no existe ningún soporte comercial.
  • Estafa a través de correo electrónico comprometido: modalidad de estafa consistente en aprovechar las actividades de compra por Internet de comercios que distribuyen a terceros países, con los que el establecimiento mantiene una relación habitual a través de e-mail. La dinámica delictiva consiste en acceder por distintos mecanismos estafadores, haciéndose pasar por los distribuidores legítimos del comercio, inducen a este último a realizar los pagos por la compra de la mercancía a cuentas bancarias o sistemas de dinero virtual controlados por ellos.
  • Fraude al CEO: a través de llamadas telefónicas a las empresas y mediante técnicas de ingeniería social, los estafadores averiguan la organización y estructura de la entidad, así como los nombres del gerente y encargados de los establecimientos. Posteriormente, los estafadores realizan una nueva llamada telefónica al establecimiento en cuestión, haciéndose pasar por un alto cargo, quien solicita un pago relacionado con una supuesta adquisición de material informático que va a entregarse de forma inminente, creando una atmósfera de urgencia. Con la ayuda del conocimiento de la estructura y nombres averiguados previamente, y ganándose la confianza del personal de la tienda, consiguen que finalmente los empleados accedan a ingresas el dinero, saltándose los procedimientos establecidos, a través de alguna empresa de envío de dinero.

4. ACTUACIÓN ANTE HECHOS DELICTIVOS

  • Si ha sido víctima de un delito, avisar inmediatamente a la Policía Nacional llamando al 091 y esperar su llegada.
  • No es recomendable acceder al interior de un establecimiento para verificar los hechos hasta que no haya llegado policía, dado que todavía podría encontrarse en el interior alguna persona ajena al mismo.
  • No manipular los objetos que haya podido tocar el autor de los hechos, para facilitar la obtención de posibles pruebas que puedan identificar al delincuente.
  • Facilitar a la policía el mayor número de datos del suceso y del presunto autor, así como la dirección  y el modo de huida empleado (vehículo a pie, transporte público,…).
  • Si en un momento del robo hay algún testigo, solicitarle que espere a la llegada de la policía. En caso contrario, pedirle sus datos y un teléfono de contacto para que pueda ser localizado.
  • Ante un posible delito telemático es muy importante no manipular el servidor o dispositivo que haya sido utilizado para cometerlo, de cara a no modificar las posibles evidencias electrónicas.

5. FORMALIZACIÓN DE DENUNCIAS

  • Presencial en las comisarías de Policía Nacional. En Cáceres capital se situa en la Avenida Pierre de Courbertain, 13.
  • Por teléfono:
    • 927 626 510 para la Comisaría de Cáceres.
    • 902 102 112 para ciudadanos extranjeros en diversos idiomas.
  • Por internet a través de la Oficina Virtual de Denuncias (https://denuncias.policia.es/OVD/index.jsp).

6. DECÁLOGO DE CONSEJOS

  1. Tenga en su establecimiento un sistema de cierre seguro para todos los accesos.
  2. Mantenga alguna luz de fachada durante la noche.
  3. Refuerce los espacios comunes (vestíbulos, escaleras,…) o elementos de separación de su establecimiento con otros edificios.
  4. Instale un dispositivo para la apertura remota del local.
  5. Asegure sus productos con sistemas de alarma electrónicos y mantenga fuera del alcance del público los de más valor.
  6. No realice el recuento de caja a última hora y evite hacerlo solo.
  7. Fije un límite de dinero para la caja registradora y vaya retirando de la misma lo que exceda del límite.
  8. No se fíe de servicios técnicos no contratados.
  9. Conecte la alarma de seguridad al cierre, asegurándose de que no haya nadie dentro.
  10. Ante un hecho delictivo, evite el enfrentamiento con el delincuente, especialmente si va armando .