El Gobierno destina ayudas de hasta 15.000 euros por empresa para que pymes y autónomos adopten soluciones cloud que hagan su negocio más competitivo