NOVEDADES ERTES

1. ESPECIALIDADES APLICABLES A LOS ERTES BASADOS EN EL ARTÍCULO 22 DEL REAL DECRETO-LEY 8/2020 (FUERZA MAYOR)

  • Continuarán en situación de fuerza mayor total quienes cuenten quienes cuenten con un expediente basado en el artículo 22 del Real Decreto-Ley 8/2020 y no puedan reiniciar su actividad, mientras duren las causas que lo motivaron y en ningún caso más allá del 30 de junio de 2020.
  • Se encontrarán en situación de fuerza mayor parcial aquellos que cuenten con un expediente del artículo 22 del Real Decreto-Ley 8/2020, desde el momento en que las causas de éste permitan la recuperación parcial de su actividad hasta el 30 de junio de 2020, debiendo proceder a reincorporar a los trabajadores en la medida necesaria para el desarrollo de su actividad, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.

2. EXPEDIENTES POR CAUSAS ECONÓMICAS, TÉCNICAS, ORGANIZATIVAS Y DE PRODUCCIÓN

Los ERTES basados en causas económicas, técnicas, organizativas y de producción iniciados después del 12 de mayo y hasta el 30 de junio de 2020, seguirán regulados por el artículo 23 del Real Decreto 8/2020, teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Pueden iniciarse estos expedientes mientras estén vigentes los ERTES por fuerza mayor, tanto total como parcial.
  • Los efectos de los ERTES por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción se retrotraerán a a fecha de finalización de expediente por fuerza mayor.
  • Los expedientes vigentes el 12 de mayo seguirán siendo aplicables en os términos previstos en la comunicación de la empresa y hasta el término referido en la misma.

3. MEDIDAS EXTRAORDINARIAS EN MATERIA DE PRESTACIÓN POR DESEMPLEO

  • Las medidas contenidas en el artículo 25 apartados del 1 al 5 del Real Decreto-Ley 8/2020 continuarán hasta el 30 de junio de 2020 (no exigencia del periodo mínimo cotizado, no cómputo del desempleo nacimiento de algunos derechos en algunos casos,…).
  • Las medidas contenidas en el artículo 25.6 del Real Decreto-Ley relativas a los contratos fijos discontinuos se aplicarán hasta el 31 de diciembre de 2020.

4. MEDIDAS EXTRAORDINARIAS EN MATERIA DE COTIZACIÓN VINCULADAS A LA FUERZA MAYOR

Se exonerarán los meses de mayo y junio las aportaciones empresariales en los casos de fuerza mayor total de la siguiente manera:

  • Empresas de menos de 50 trabajadores a 29 de febrero de 2020: 100% de la aportación empresarial.
  • Empresas de 50 trabajadores o más: 75% de la aportación empresarial.

En caso de fuerza mayor parcial las exoneraciones serán las siguientes:

  • Respecto de los trabajadores que reinicien su actividad:
    • Empresas de menos de 50 trabajadores: 85% en mayo y 70% en junio.
    • Empresas de 50 o más trabajadores: 60% en mayo y 45% en junio.
  • Respecto de los trabajadores que continúen suspendidos:
    • Empresas de menos de 50 trabajadores: 60% en mayo y 45% en junio.
    • Empresas de 50 o más trabajadores: 45% en mayo y 30% en junio.

Las exenciones se aplicarán a instancias de la empresa mediante la declaración responsable en el Sistema Red.

5. LÍMITES ADICIONALES

Se determina que las empresas y entidades que tengan su domicilio fiscal en paraísos o territorios calificados como paraísos fiscales no podrán acogerse a los expedientes por fuerza mayor, evitando la utilización de recursos públicos.

Por su parte, las sociedades mercantiles u otras personas jurídicas con 50 o más trabajadores que se acojan a expedientes de fuerza mayor, ya sea total o parcial, y que utilicen recursos públicos no podrán proceder al reparto de dividendos correspondientes al ejercicio fiscal en el que se apliquen estos expedientes, excepto si se abonan previamente el importe correspondiente a la exoneración aplicada a las cuotas a la Seguridad Social.

Además, ese ejercicio no será valorado a efectos del ejercicio de derecho y separación de los socios (artículo 348 bis apartado 1 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital).

La limitación del reparto de dividendos no es de aplicación a las entidades que, a fecha 29 de febrero de 2020, tenga menos de 50 trabajadores o asimilados en en situación de alta de la seguridad social.

6. SALVAGUARDA DEL EMPLEO

Las medidas adoptadas por fuerza mayor están sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de 6 meses desde la fecha de reanudación de la actividad, entendido por tal la reanudación al trabajo efectivo de personas afectadas por el expediente, aún cuando ésta sea parcial o solo afecte a parte de la plantilla.

Además, se entenderá incumplido el compromiso si se produce el despido o extinción de los contratos de cualesquiera de las personas afectadas por dichos expedientes, no considerándose incumplido cuando el contrato se extinga por despido disciplinario procedente, dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, ni por el fin del llamamiento de las personas con contrato fijo discontinuo cuando éste no suponga un despido sino una interrupción del mismo, ni cuando el contrato se extinga por expiración del tiempo convenido o la finalización de la obra o servicio que constituyen su objeto, o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad u objeto de la contratación.

Este compromiso se valorará en atención a las características de los distintos sectores y la normativa aplicable, teniendo en cuenta las especificaciones de aquellas empresas que presenten una alta variabilidad o estacionalidad del empleo, no siendo de aplicación tampoco a las empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores (artículo 5.2 de la Ley 22/2003).

Las empresas que incumplan este compromiso deberán reintegrar la totalidad del importe de las cotizaciones de cuyo pago resultaron exoneradas, con el recargo y los intereses de demora correspondiente, previas actuaciones al efecto de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que acredite el incumplimiento y las cantidades a reintegrar.

Más información en:

– Real Decreto-Ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo.

– Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes y extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19.