MEDIDAS COMPLEMENTARIAS EN EL ÁMBITO LABORAL PARA PALIAR LOS EFECTOS DERIVADOS DEL COVID-19

MANTENIMIENTO DE ACTIVIDAD EN CENTROS SANITARIOS Y CENTROS DE ATENCIÓN A PERSONAS MAYORES

Se entenderán como esenciales, independientemente de su titularidad pública o privada o el régimen de gestión, los centros, servicios o establecimientos sanitarios que determine el Ministerio de Sanidad, así como los centros sociales de mayores, personas dependientes o personas con discapacidad.

Dichos establecimientos deberán mantener su actividad, pudiendo únicamente proceder a reducir o suspender la misma parcialmente en los términos que así lo permitan las autoridades competentes.

El incumplimiento o resistencia a las órdenes de las autoridades competentes será sancionado con arreglo a las leyes, en los términos establecidos en el artículo 10 de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio.

MEDIDAS EXTRAORDINARIAS PARA LA PROTECCIÓN DEL EMPLEO

La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contrato y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto 8/2020, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato ni del despido.

Esto no quiere decir que el despido se prohíba o sea declarado nulo, sino que si se alegan dichas causas será declarado despido improcedente,o lo que conlleva a un encarecimiento del mismo y algunos casos, a la pérdida de bonificaciones y/o ayudas.

MEDIDAS PARA LA AGILIZACIÓN DE LA TRAMITACIÓN Y ABONO DE LAS PRESTACIONES POR DESEMPLEO

El procedimiento de reconocimiento de la prestación contributiva por desempleo, para todas las personas afectadas por procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada derivados del estado de alarma, se iniciará mediante una solicitud colectiva presentada por la empresa ante la entidad gestora de las prestaciones por desempleo, actuando en representación de aquellas. Dicha solicitud se cumplimentará en el modelo proporcionado por la entidad gestora e incluirá la siguiente información:

  • Nombre o razón social de la empresa, domicilio, número de identificación fiscal y código de cuenta de cotización a la seguridad social de los trabajadores por los que se solicite.
  • Nombre y apellidos, número de identificación fiscal, teléfono y correo electrónico del representante legal de la empresa.
  • Número de expediente asignado por la autoridad laboral.
  • Especificación de las medidas a adoptar, así como la fecha de inicio.
  • Si se trata de una reducción de jornada, indicar el porcentaje de disminución, computada sobre la base diaria, semanal, mensual o anual.
  • Declaración responsable en la que conste que se ha obtenido la autorización por parte de los trabajadores.
  • Información complementaria que pueda ser requerida por resolución por la Dirección General del Servicio Público de Empleo Estatal.

La documentación enumerada anteriormente deberá remitirse por la empresa en el plazo máximo de 5 días desde la solicitud del ERTE por fuerza mayor o desde la fecha en la que la empresa notifique a la autoridad laboral competente  su decisión cuando el ERTE se lleve a cabo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

INTERRUPCIÓN DEL CÓMPUTO DE LA DURACIÓN MÁXIMA DE LOS CONTRATOS TEMPORALES

La suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativas, de relevo o interinidad, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos como de los periodos de referencia equivalente al periodo suspendido.

LIMITACIÓN DE DURACIÓN DE LOS ERTES POR FUERZA MAYOR

La duración de los ERTES por fuerza mayor a consecuencia del estado de alarma no podrán extenderse más allá del periodo en que se mantenga la situación extraordinaria derivada del COVID-19.

FECHA DE EFECTOS DE LAS PRESTACIONES POR DESEMPLEO

En los supuestos de fuerza mayor, la fecha será la del hecho causante.

Cuando la suspensión del contrato se lleve a cabo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, la fecha habrá de ser coincidente o posterior a la fecha en la que la empresa comunique a la autoridad laboral competente la decisión adoptada.

Para más información, pincha aquí.